Calma Interna

Cuando la vida es frenética y estresante, acuérdate que todos los huracanes tienen un “ojo”, el punto de calma justo en el medio de los vientos huracanados. Tu también puedes encontrar este punto de calma recordando que tu ser esencial es inmune a las circunstancias. Confía en tu habilidad de responder a cualquier situación con la valentía e inteligencia de tu ser interior.