Resiliencia = Recuperarse frente la adversidad

¿Cómo lo hago?

¿Cómo seguir adelante cuando los resultados no son los que uno esperaba?

Incluso cuando se trata de actividades que nos gustan y encantan, aparecen situaciones o momentos que ponen a prueba nuestra perseverancia. En esos momentos es cuando flojea nuestra motivación y persistencia. Mientras más grande nuestras expectativas, más difícil es recuperarse.

Un gran ejemplo vemos en las olimpiadas actualmente, cuantos deportistas compiten en deportes que aman y sin embargo no necesariamente ganan o incluso tienen percances e inconvenientes – caídas -errores.

A pesar de todo se levantan y siguen adelante, mantienen el empuje y enfoque.

Esto mismo, en distintas formas nos sucede a todos en el día a día. Por ejemplo, hace un par de semanas lo conversaba con mi hijo acerca de su resultado en un torneo, él estaba totalmente desanimado por no haber conseguido el puntaje que deseaba. También, sucede con personas en búsqueda del trabajo que necesitan y muchas veces son rechazados en procesos de reclutamiento o incluso jóvenes en el ingreso a la universidad y así podemos encontrar diversas situaciones.

Entonces ¿qué hacemos en estos momentos?

¿Hay alguna receta mágica que no conocemos? ¿Un secreto escondido?

Definitivamente no es fácil, a veces es necesario equivocarse para aprender y luego seguir adelante. De cada experiencia tenemos algo para aprender. Entonces no hay receta mágica, pero les propongo considerar los siguientes puntos para reforzar nuestra resiliencia.

  1. Sea cual sea la situación a la que nos enfrentamos, siempre tenemos la posibilidad de decidir qué hacer. Aunque decidamos hacer nada, estamos tomando una decisión, aunque nos quedemos a lamentarnos, estamos tomando una decisión. Es probable que no podamos modificar el pasado, entonces miremos hacia adelante, tomemos la iniciativa, aprendamos de lo sucedido y sigamos adelante. Dejemos de ser víctimas y convirtámonos en actores responsables de nuestro futuro.

  2. Siempre podemos mejorar, si hay un mañana, tenemos la oportunidad de volver a intentarlo y seguramente será mejor. De todas maneras, a veces hay que considerar que no siempre la ruta es ascendente, a veces necesitamos tomar un tiempo y mantenernos en el mismo lugar, o probar algo alternativo que nos complemente o incluso bajar para aprender algo nuevo o distinto.

    people-woman-sport-muscles

  3. Tómate un tiempo para pensar cuál es tu propósito, ¿para qué hago lo que hago? ¿Qué quiero lograr para mí, para mi familia, para mi comunidad? Cuando sabemos cuál es nuestro norte tenemos más fuerza para seguir adelante incluso en los momentos más difíciles.

Pongámoslas en práctica y compartamos cómo nos va.

johanna-pie

¿Cuánto tiempo le dedicas a mejorar tus habilidades personales?

Según el escritor Malcolm Gladwell en su libro Outliers, para convertirse en maestro en cualquier disciplina es necesario invertir diez mil horas de práctica en el tema.

Él comenta de diversos casos de excelencia con la práctica como músicos, deportistas, etc.

¿Por qué no pensar entonces en por lo menos invertir el 1% de este tiempo en mejorar nuestras habilidades personales?

¿Acaso no son estas una gran inversión para nuestro beneficio personal, familiar y social?

¿Cuánto tiempo le dedicas tú?

johanna-pie