Aplicación… el aprendizaje debe ser experiencial

¿Acaso los niños aprenden a caminar leyendo un libro?

Si decides aprender a nadar ¿tomas un curso por internet y ya está?

Quiero aprender a cocinar y leo la receta ¿aparece mágicamente un plato delicioso? 

Aprender una competencia implica practicarla hasta llegar al punto de excelencia que estoy buscando. Obviamente hay un factor de habilidad, hay quienes naturalmente son más hábiles que otros, ya sea por características físicas o por personalidad pero eso no quita que la practica te puede llevar a sobresalir.

Entonces porque a veces me frustro por no lograr mis objetivos si no he iniciado el proceso de aplicación. Si yo quiero ser el mejor maratonista y nunca he corrido en mi vida, inicio consiguiendo los implementos necesarios, tal vez algún tipo de guía, entrenamiento o apoyo, empiezo con 5km, luego 12km, luego 21km y finalmente 42KM. Es un proceso que implica conocimiento, recursos, aplicación práctica, perseverancia y finalmente éxito.

Obviamente puedo equivocarme en el camino y esos errores me servirán para aprender, pero si no me arriesgo a iniciar ¿Cómo espero lograrlo? Solamente necesitamos prepararnos, tener claros los objetivos y la motivación, aprender, aplicar y persistir.

Les dejo la más grande enseñanza que me dejo mí padre:

“Fíjate una meta y ve tras ella. Si quieres conseguir cosas en la vida, primero tienes que estar seguro de querer tenerlas, fíjate metas seguras y luego ve hacia ellas con amor y dedicación, ya verás el resultado. Ten iniciativa, no tengas temor de expresar tus opiniones, si te equivocas aprenderás a enmendar tus errores. Nadie es perfecto.”

 

 

Aprendizaje continuo ¿es una competencia o una actitud?

El aprendizaje continuo es una competencia definida que puede medirse y evaluarse. De hecho, es una de las competencias más buscadas en el mundo actual en donde es indispensable que las personas tengan la capacidad de aprender nuevas tecnologías rápidamente  y aplicarlas a su día a día. Asimismo, adaptarse rápidamente a nuevas y variadas situaciones para ser competitivos en el mercado.

Sin embargo, en nuevos estudios se demuestra que el aprendizaje continuo está directamente ligado a la mentalidad de las personas. Existen personas con mentalidad abierta que saben y reconocen que siempre tenemos la capacidad de aprender cosas nuevas. Por otro lado hay personas que tienen mentalidad cerrada y que el cerebro tiene una capacidad limitada de aprendizaje. La realidad es que el cerebro siempre tiene la capacidad de crear nuevas conexiones e incrementar sus conocimiento. En resumen, el aprendizaje continuo es también una actitud, cuando yo creo que puedo seguir aprendiendo y me comprometo con ello, lo voy a lograr. Así que es un tema de cambio de actitud!! Les propongo elegir algo nuevo que quieran aprender, buscar adonde e iniciar esta semana.