Acerca de mí

¡Hola!

Hoy inicio tratando de recordar el momento en el que inicie la búsqueda del equilibrio, nombre que he usado para este blog y que resuena profundamente en mí. La verdad es que no puedo encontrar un momento exacto….. Tal vez porque creo que es algo que ha estado latente en mí siempre pero en el cual no actuaba efectivamente hasta hace unos años.

Específicamente hace seis años, cuando inicié mi introducción al coaching. Hasta ese momento era como un zumbido detrás de la oreja que siempre hacía eco pero al cual no quería escuchar. !Claro!, pero ¿para qué? si en realidad todo estaba bien me decía a mí misma, estaba dentro de mi zona de confort, todo era predecible. Pero la pregunta era otra: ¿estaba satisfecha? ¿Sentía que vivía una vida equilibrada? Y la respuesta es no, no me sentía totalmente productiva, cosa que a su vez se reflejaba en el resto de mi vida.

A lo largo de mi experiencia los últimos años he aprendido que el equilibrio es una búsqueda constante, como cuando caminamos por un tronco tratando de no caer. En algún momento te inclinas hacia la derecha otro momento hacia la izquierda tratando de mantener el balance. Igual sucede en la vida y es totalmente natural, necesitamos estar siempre conscientes de nuestro estado actual para poder darnos cuenta en que momento reforzar un área u otra, ya que somos seres humanos y la satisfacción no solo llega por lo laboral o la vida personal. Tenemos un gran espectro de necesidades que satisfacer y para lograr ese equilibrio es necesario hacer una autoevaluación permanente. ¿Qué área necesita más apoyo? ¿Qué estoy descuidando?¿Cuál es la influencia más fuerte en mi actualmente? Ya que no solo nos vemos afectados por nuestras necesidades sino también por las de nuestro entorno.

Entonces frente a esta gran cantidad de variables, ¿podemos lograrlo? Yo he encontrado que sí, no es fácil y a veces nos inclinamos para un lado o para el otro pero lo importante es mantenernos atentos para efectuar el ajuste necesario. Al principio toma tiempo pero es como aprender a montar bicicleta, cuando ya tienes practica cada vez es más fácil.

Esta es la razón por la escribo este blog, porque así como ustedes yo también estoy en la constante búsqueda y me retroalimento de la gente con la que comparto información, experiencias y mejora continua. Por esto los invito a compartir las suyas propias y así poder tener una red de desarrollo constante que nos permita lograr este equilibrio que anhelamos.